Por: Víctor I. Castro | @Chikoelektriko

Por fin se ha estrenado la película mexicana más esperada del año (seamos sinceros, nadie esperaba “La Hija de Moctezuma” o “¿Que Le dijiste a Dios?”) “La Dictadura Perfecta”, cinta que cierra la tetralogía del director Luis Estrada, quien comenzó con la sátira política como género principal de sus producciones.

A diferencia de “La Ley de Herodes” está película no tiene el nivel de escenas de sexo o violencia, por lo que la convierte en una de las más lights de la saga. Sorprenden las actuaciones de los personajes, creando una comedia natural sin ser forzada (característico de las parodias) para representar bien a los personajes de la vida real, que seamos sinceros, sabemos bien a quienes representaban cada uno.

Damián Alcazár se lleva el premio por su consistencia en el típico político idiota que cree que la televisión todo puede lograr, es una representación justa de lo que estamos viviendo como sociedad. La gran cantidad de groserías es lo que lo hace aún más convincente (seamos sinceros, en México somos así de mal hablados y los políticos pues… es un reflejo de la sociedad). Sorprenden también las actuaciones de Alfonso Herrera y Osvaldo Benavides, a quienes solo se veían en telenovelas, haciendo un buen papel en el cine y también haciendo uso de una comedia natural, sobre todo Benavides.

Como objetivo de la película cumple el ser una crítica social, se maneja de una forma objetiva, criticando a todos las ideologías políticas (Izquierda, Centro y Derecha), así como a los tres principales partidos políticos. También a la sociedad, a quien la hace ver como personas dormidas (considero exagera en ese punto) y que poco a poco va despertando (situación que al final cae), Escenas memorables como las peleas en el Congreso de la Unión y la operación de rescate.

Sin embargo, no todo es perfecto en la cinta, su duración, 2 horas y media, la hacen larga, tediosa, y aburre en algunas escenas que suelen ser repetitivas (el noticiero por ejemplo), escenas donde parece que hemos visto lo mismo (la llegada a la televisora), son las que hacen que tenga puntos negativos la película. Además de la procedencia del dinero, parte de ella fue financiada por la misma Televisa.

“La Dictadura Perfecta” es una muy buena opción para representar a México en los Premios Goya: Además en taquilla seguramente romperá récords, pues las funciones estuvieron totalmente llenas en su día de estreno. Una evolución en el cine mexicano se está dando, desde la comedia, la sátira política y/o crítica social. Resume lo que estamos viviendo día a día en este país, en donde cualquier situación parecida con la vida real, no es mera coincidencia.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.