estrellaslaquintaola.png

 

La historia ha demostrado que las adaptaciones de los videojuegos al cine no han sido del agrado de los críticos y que la calidad no es la mejor, sin embargo, como productos que son meramente para entretenimiento, es indispensable hacer un análisis diferente.

“Warcraft: El primer encuentro de dos mundos”, es una película que sienta las bases para una franquicia que Universal Pictures quiere explotar y que, de hacerlo bien, podría resultar en hasta 6 películas. Sin embargo, el riesgo es alto por lo que el presupuesto es limitado y se nota en la producción de la cinta.

La historia muestra las aventuras de los orcos, seres cuyo mundo se ve en peligro y está por ser destruido, por lo que buscan entrar al nuestro a través de un portal con la finalidad de sentar un nuevo hogar. Sin embargo, no todos los orcos están a favor de los métodos que utiliza el líder. Por otro lado, los humanos, quienes viven en un periodo de paz, ven afectado su modo de vida cuando los orcos llegan, por lo que buscarán defender su mundo.

El guion no es de lo puntos más fuertes de la cinta debido a que utiliza palabras extraídas directamente del videojuego y no se dan tiempo en el primer plano de dar una introducción pausada a lo que es el universo. De pronto el lenguaje avanza rápido, algo bueno para los jugadores, pero no para quienes por primera vez tienen contacto con esta historia.

Lo mismo sucede con los personajes, son presentados de forma rápida y no tienen un gran desarrollo durante las casi 2 horas a excepción de Durotán, el orco que es jefe de un grupo al parecer pacífico y que no está de acuerdo en cómo Gul´ Dan busca hacerse de este mundo. Destacan los personajes del rey Llane, interpretado por Dominic Cooper y de Khadgar, interpretado por Ben Schnetzer, uno de los personajes que al parecer serán los más poderosos.

Por otro lado, la escenografía y el diseño de producción no son del todo buenos, por momento se nota falso el fondo de la imagen, lo generado por computadora se siente demasiado animado para una película live action, sin embargo, la coreografía de acción donde están los humanos es impactante.

Los efectos especiales de los hechizos son de lo mejor que tiene el filme y es lo que más me interesó en lo personal, pues es una diferente propuesta que no hemos visto en otras sagas. Cabe aclarar que no debes comparar esta cinta con “El Señor de los Anillos”, como muchos lo hacen, pues en esta historia, aunque la ambientación es en la época medieval, hay unos elementos que la hacen destacar.

Como primera cinta funciona solo para atrapar a algunos fans nuevos, pues la historia establece conexiones y cabos sin resolver, por lo que te intrigas de lo que pasará. Existen algunas referencias bíblicas, sobre todo al libro del Éxodo en el Antiguo Testamento.

En resumen, “Warcraft” no es la mejor película del género ni salva a las adaptaciones de los videojuegos, sin embargo, sienta las bases para posibles secuelas con una historia que se torna interesante, pues es una propuesta diferente a lo que hay actualmente. De mejorar el guion, los efectos y el diseño de producción, las secuelas podrían ser mejor de lo que se esperaba, habrá que darle otra oportunidad.

 

Anuncios

Escrito por Víctor I. Castro

Nací el 1 de septiembre de 1993 en la hermosa ciudad fronteriza de Tijuana, en Baja California, México. Desde chico me gustaron los mapas, la música y el entretenimiento. Posteriormente ya más grande, el cine se fue convirtiendo en mi gran pasión. Estudié Lic. Comunicación, he trabajado en radio, prensa digital, revista y como docente en una universidad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.