Por: Víctor I. Castro | @Chikoelektriko

Que el presidente Enrique Peña Nieto diga una estupidez diaria ya no es noticia, ahora sale con que “todos han sido parte de la corrupción”… ¿en serio?

¿Qué pasa por la cabeza de esta persona? Es cierto, la corrupción es un problema que no solo está impregnado en las altas esferas de la política nacional, se vive en las calles, pero de eso a decir que TODOS han sido parte, bueno, posiblemente se refiera a que en ocasiones por intentar ser buenos ciudadanos, nos va peor y por consecuente “hemos” (como debió haber dicho) sido parte de la corrupción.

Si una persona ve un acto delictivo y no llamó a las autoridades como un ciudadano responsable de actuar, esto por miedo de que sufra represalias contra él y su familia, entonces el problema no está en él, sino en las autoridades que han demostrado ser parte del crimen organizado o de bandas delictivas.

¿Qué está haciendo el presidente para desterrar la corrupción? Nada, al contrario, este gobierno se ha encargado de hacer parecer más normal la corrupción. El PRI tiene el lema, o mejor dicho, entre los priistas corre el lema, “el PRI roba y deja robar”. Esto ha reafirmado el mediocre de nuestro presidente, al decir que todos somos parte de.

No se confunda presidente, usted es el más corrupto, porque sabiendo cómo está la situación del país, ha permitido ser protagonista de casos polémicos como la “Casa Blanca” de su esposa, licitaciones irregulares con Grupo Higa, permitir que el SAT perdone el pago de impuestos a grandes empresas y/o empresarios de su círculo cercano o bien, cercano al gobierno.

Si, la corrupción se va erradicar desde abajo, con un cambio en la educación y en la cultura, mentalizándonos que tenemos que trabajar y batallar para obtener las cosas y no tomar la vía fácil (o vaya, ilegal) para conseguir todo. Sin embargo, usted, si tuviera el mínimo interés de ser un buen presidente, podría haber encabezado un gobierno transparente, abierto, libre de polémicas, poniendo el ejemplo a una sociedad que sucumbe ante la corrupción, pero donde TODAVÍA existimos personas que no nos dejamos corromper y que buscamos el bien común, aun cuando es difícil cambiar la mentalidad de los que sí lo son. 

El autor es Lic. Comunicación por la Universidad Autónoma de Baja California. Ha colaborado en distintos medios de comunicación como Radio Fórmula, Instituto Mexicano de la Radio y El Tijuanense.com

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.