google_ad_slot = “9527698337”; //pagead2.googlesyndication.com/pagead/show_ads.js

 

 

Por: Josué Olvera Pimentel | @AJosueOl

000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000bebe.jpg

Hola, ¿cómo están? ¿Saben? Este año Tijuana ha estado rodeada por situaciones un tanto difíciles, para la sociedad, entre jóvenes que “desaparecen” del estadio Caliente, colgados en puentes y menores fallecidos, los cuales fueron tirados como si fueran un saco de basura.

Si bien es cierto, Tijuana históricamente ha sido golpeada por el narcotráfico, las muertes a consecuencia del mismo han sido terribles y escalofriantes para muchos, pues ver cabezas en hieleras, cuerpos mutilados, cuerpos colgados de puentes, no es algo agradable, pero, podemos justificarlo como “quien anda mal, termina mal”.

Si te metes al narcomenudeo, o algo que tenga que ver con el narcotráfico, sabes que de alguna u otra forma terminarás mal, entre la cárcel o la tumba, pero cubrir una noticia, o saber sobre la muerte trágica de algún menor, es algo que en lo personal me deprime mucho.

Hace algunos meses, sonó mucho el caso Uziel, si, aquel menor que su madre y su padrastro reportaron como “secuestrado”, pues según la mujer una persona se lo arrebató en el Swap Meet de la “5 y 10”, pero después todos supimos la triste verdad, el padrastro, lo golpeó hasta casi dejarlo moribundo y después dejaron el cadáver por el bulevar 2000. ¿Cómo ser objetivo en un caso como este? Donde la madre tuvo la oportunidad de llevarlo al hospital, pero decidió respaldar a su pareja y hacer caso omiso del sufrimiento del menor.

Después, días después, el cuerpo de una niña que en vida llevaba el nombre de Kimberly, fue abandonado en una clínica de la ciudad, supuestamente los padres dijeron que ahí en el nosocomio, les recomendaron que se fueran a descansar y al día siguiente les darían el cuerpo, pero se fueron como por tres o cuatro semanas, ¿qué les hace pensar eso? Que algo tenían que ver, la causa de la muerte de la niña fue un golpe en la nuca, al parecer mientras estaba siendo bañada.

Por lo general, en mis columnas trato de meter también un poco de investigación, pero hoy será netamente mi opinión, pues lo que sucedió hoy, fue la gota que derramó el vaso. Por si no fuera poco que el día de ayer se cerró con un cuerpo colgado en el puente del Benítez, el día de hoy, dos jóvenes padres de 13 y 15 años, reportaron la desaparición de su hija de seis meses de vida, llamada Melani.

 

 

 

Los niños que jugaban al papá y a la mamá, reportaron ante las autoridades el secuestro de la niña, pues supuestamente les habían dejado una nota de rescate, pidiéndoles 100 mil pesos por liberarla, por lo cual las autoridades montaron un operativo de búsqueda para dar con el paradero de la menor. Hace unas horas, el cuerpo de Melani, fue encontrado en una maleta, a la altura de una agencia de autos en la Zona Río, dentro de la canalización de Tijuana.

Lo que ocurrió aparentemente, es que la niña se asfixió bebiendo leche, lo grave es la frialdad con la que los menores (o no sé si alguien les haya dado la idea) metieron a su hija a la maleta y se movieron desde Cañadas del Florido II hasta la Zona Río, o sea ¿qué chingados les pasó por la cabeza? No entiendo y muchos justifican que el miedo les ganó, ¿por qué no se asustaron cuando tuvieron relaciones sin condón? Para eso si fueron muy maduros ¿no?

Pero en realidad, dudo mucho que los menores hayan planeado todo esto, tanta frialdad, tan poco corazón y amor a la bebé, no creo que se les haya ocurrido solamente a los jóvenes de 13 y 15 años. Las autoridades están haciendo su trabajo y esperemos que den con quienes resulten responsables del acto, la muerte pudo haber sido un accidente, los hechos de
aventarla e inventar un supuesto secuestro, ahí recae el delito.

Jóvenes que leen esto, existe un sinfín de métodos para disfrutar la sexualidad con responsabilidad, si aun así decidiste tener sexo sin protección y a los 9 meses recibes a un angelito, pónganse los pantalones que se quitaron para tener sexo y sean responsables, los bebés no tienen la culpa de nuestra “valentía”.

Papás que leen esto, no tengan pena de hablarles a sus hijos sobre la sexualidad, tengan la edad que tengan, en algún momento querrán experimentar y lo mejor será que sus hijos sepan cómo disfrutar su sexualidad con responsabilidad. Otra cosa, enséñeles a sus hijos, que cualquier acción tiene una reacción y que actuar de la forma correcta muchas veces es difícil, pero es lo mejor que se puede hacer.

Amigos, espero que este nuevo trago amargo para la ciudad tenga pronta resignación, nunca entenderé que tienen en la cabeza este tipo de personas, al final no las juzgo, porque yo no he vivido una situación así, pero tampoco creo que actuaría de ese modo. Me despido y nos vemos hasta la próxima.

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/show_ads.js

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.