google_ad_slot = “9527698337”; //pagead2.googlesyndication.com/pagead/show_ads.js

 

 

columna12nov.jpg

Por: Josué Olvera Pimentel | @AJosueOl

¿Cómo están amigos? Espero que bien, saben son las 5 de la mañana y no podía dormir y me puse analizar unas declaraciones de nuestro H. presidente municipal, el Dr. Jorge Astiazarán Orcí.

Astiazarán en atención a medios, aseguró que a raíz del asesinato del estudiante de preparatoria Omar Mireles Gutiérrez, las Bases de Operaciones Mixtas (BOM) patrullarán la ciudad y pondrán atención a las zonas escolares, Don “Asti” a usted si le queda el título de mi columna, “ahogado el niño a tapar el pozo”.

O amigos, si hay “casetas de vigilancia” para ¿qué se supone que son? A escasos metros de donde el joven fue atacado hay una de esas, donde los “vigilantes” se ponen a botanear, “socializar”, vaya, hacen cualquier cosa menos lo que deben de hacer.

Pero saben algo, esto es algo que sucede en todo nuestro país, (Don “Asti” no se sienta tan mal), hace un mes estaba de vacaciones en Michoacán, en una ciudad llamada Zitácuaro, una noche robaron un local saqueándolo prácticamente todo, ¿cuál fue la respuesta del cuerpo policiaco? Poner una patrulla la noche siguiente, de seguro los dueños se sintieron muy tranquilos.

 

 

 

Las tácticas de seguridad deberían de ser PREVENTIVAS, es decir hay que evitar la violencia, en este momento, los tijuanenses esperamos que ningún joven más muera, la familia Mireles Gutiérrez ya perdió a un miembro de su familia, a ellos no les servirá de mucho que haya más patrullaje.

Lastimosamente, muchas víctimas suelen ser solo parte de las estadísticas, a decir del Semanario Zeta, Omar es parte de los 738 homicidios que han existido en nuestra ciudad en lo que va del 2016.

Pero por favor paremos, si lo de Astiazarán se les hace poco, esperen a leer lo que comentó José Luis López Medina, quien mencionó que no había suficientes policías para cuidar las escuelas en Tijuana, entonces, ¿a quién le creemos? Astiazarán por un lado nos dice que pondrán atención a las escuelas y por el otro, su secretario de seguridad nos dice que no tiene policías suficientes para hacerlo.

Pero no todo fue esta contradicción, López Medina mencionó tener vergüenza profesional, de policía y de ser humano, pero también aseveró que dicho sentimiento no le devolvería la vida al joven. Es triste que se sienta así señor, pero eso tampoco pondrá tras las rejas a los  responsables de este delito.

Cerraré está columna con una frase de, Paul Auster, que creo queda ad hoc a mi columna: “Si la justicia existe, tiene que ser para todos; nadie puede quedar excluido, de lo contrario ya no sería justicia”. 

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/show_ads.js

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.