Moana retrata una excelente historia, con una rica combinación de elementos y referencia a unos clásicos del cine.

Por: Víctor I. Castro | @Chikoelektriko 4estrellas

Moana es la nueva princesa y la más reciente producción de Disney y vaya que es una sorpresa. Aunque creía que sería otra princesa más de esta nueva era de princesas, destaca por un equilibrio entre riesgo y nostalgia.

La historia primero que nada, aunque pareciera que no es la más original, destaca por ser una fórmula que refresca lo que Disney ha hecho con sus princesas. En esta ocasión no hay un príncipe ni una hermana, sino una princesa que piensa en ella misma. En su pueblo sí, pero en ella.

El personaje principal es sumamente interesante y poco a poco va evolucionando dentro de la trama, está bien construido porque nos gana el corazón al primer instante. Va dejando atrás esa damisela en apuros, por una adolescente que puede ser valiente y que comete errores. Maui es otro caso de éxito, gracias a la interpretación de Dwayne “The Rock” Johnson. La misma naturaleza es un personaje, el mar, los cocos, los animales y los volcanes.

El guion tiene a su favor una combinación entre humor, acción, un toque de drama e incluso de western. Un recorrido que hacen los personajes y que a su vez, los directores hacen con algunos filmes clásicos. Es notable las referencias que hacen a “Aladdin”, “La Sirenita” y “Hércules” e incluso a “Mad Max”.

La animación también es otro de los puntos a favor, la combinación que tiene con una animación clásica en los tatuajes de Maui. La música retoma algunos elementos de las polinesias y destaca la que interpretan ambos protagonistas.

Algo que llama la atención, es que se arriesgan a cambiar un poco no el tono, sino elementos. No hay amor, no hay villanos destacados como en toda película de Disney, sino una reflexión.

En conclusión, “Moana: Un Mar de Aventuras” retrata una excelente historia, con una rica combinación de elementos y referencia a unos clásicos del cine.

Anuncios

Escrito por Víctor I. Castro

Nací el 1 de septiembre de 1993 en la hermosa ciudad fronteriza de Tijuana, en Baja California, México. Desde chico me gustaron los mapas, la música y el entretenimiento. Posteriormente ya más grande, el cine se fue convirtiendo en mi gran pasión. Estudié Lic. Comunicación, he trabajado en radio, prensa digital, revista y como docente en una universidad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.