Por. Víctor I. Castro | Chikoelektriko 

Feliz Año Nuevo querido lector. Iniciamos este 2017 con todo. Haciendo un balance de lo que se viene para este nuevo año, en los aspectos sociales, económicos, políticos y por qué no, en el entretenimiento.

Oh, pero no se me vaya enojar, es válido tomarse un tiempo para entretenerse. Es válido salir de la rutina, tomar un libro, ver una serie, una telenovela si gusta, ir al cine o una película. No se me preocupe querido lector, por una hora que vea tele no se va cambiar el mundo. Por una hora que vea el Canal del Congreso, Peña Nieto no va ser repentinamente un buen presidente.

¿A qué voy con esto? He leído muchos comentarios en las notas de espectáculos, sección de la cual también me encargo y algunos lectores nos dicen: “Eso a mí que me importa”, “la gasolina no va bajar por esta nota”, etc. Déjeme le explico, las noticias de espectáculos no son distractores creados por el gobierno para mantener “idiota” a la gente. Yo creo más en, con el debido respeto que merecen, que es la gente “idiota” la que se distrae con cualquier nota no solo de espectáculos, si no de deportes, entretenimiento o virales.

Es fácil culpar siempre a otros de los problemas que uno tiene, lo hemos hecho todos en cualquier situación que se nos presenta en la vida. Sin embargo, considero que es inválido esto. Es posible ser seguidor del fútbol y estar consciente de lo que pasa en la vida política del país. Es posible saber quienes están nominados a los Premios Oscar y a su vez, la cantidad de personas que murieron por culpa de la delincuencia organizada. Al igual que es posible leer de ciencia y tecnología y saber que pasa con la vida de tu artista favorito. Pero hay quienes juzgan, algunos intelectuales critican a quienes posiblemente no tuvieron tanta educación. Quienes no tuvieron educación, algunos, se escudan en ello o bien, tachan de pretenciosos a los “intelectuales”, y es un pleito de nunca acabar.

Todo es cuestión de mantener el equilibrio. Sin embargo el mexicano es morboso, en algunos aspectos un poco distraído y lo peor de todo, no sabemos identificar dónde nace un problema. Culpamos a los medios de publicar contenido que no es serio e interesante, sin embargo, en esas notas serias e interesantes, son pocas las personas que interactúan.

¿Ya se enteró quienes fallecieron la semana pasada en el mundo de la farándula? ¿Sabe qué jugadores fueron vendidos, comprados, transferidos en la Liga MX previo al Torneo Clausura 2017? ¿Sabe de que trata la Ley de Aguas aprobada en diciembre por el Congreso Local?

Bueno, es lo bonito de la libertad, ahí usted tiene la libertad de decidir qué notas o links abrir, qué leer. La información ahí está, nadie lo obliga a leer lo que no quiere. Pero es cierto, la sociedad tiene razón en algo, la calidad de los medios de comunicación. 

Haciendo una introspección, nos hace falta a muchos medios, mejorar nuestro trabajo. Nos falta evolucionar para generar contenido informativo que llame la atención incluso a aquellas personas morbosas que solo leen medios con titulares rojos o de alarma. Como meta de 2017, tenemos quienes buscamos un espacio en los medios periodísticos la tarea de llamar la atención de ellos, de esos que posiblemente leyeron solo el primer renglón de esta columna y que prefieren dar click a “NO VAS CREER QUÉ PASO CON EL AMANTE QUE ENCONTRÓ DEBAJO DEL COLCHÓN”. Si, así con mayúsculas.

Bienvenido 2017, esperemos que los mexicanos demos un paso más en la resolución de problemas, en la capacidad de leer, analizar y entender, lo que pasa en el mundo, sin culpar al fútbol o a la tele. Recuerden, no infravaloremos la capacidad intelectual del mexicano, somos creativos.  Aprendamos a tolerar, respetar pero sobre todo, a estar unidos.

El autor es Lic. Comunicación por la Universidad Autónoma de Baja California. Ha colaborado en distintos medios de comunicación como Radio Fórmula, Instituto Mexicano de la Radio y El Tijuanense.com

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.