Desde hace una semana, el conjunto carmelita se convirtió en el único equipo profesional de San Diego que pertenece a alguna de las cuatro ligas deportivas más importantes de Estados Unidos

Redacción El Tijuanense | Por: Alejandro Guzmán

San Diego.- Hace una semana, el equipo de los Chargers decidió regresar a Los Ángeles tras 56 años de jugar en San Diego. En 1961 llegaron al Parque Balboa, después de haber jugado una campaña en el Coliseo de Los Ángeles. Posteriormente en 1967, pasaron al “Valle de la Misión” para tomar al Estadio Qualcomm como su hogar.

ueFTSLVM_400x400

Logo actual de los Chargers.

(Imagen: Los Ángeles Chargers)

Curiosamente, esta no es la única franquicia profesional que ha optado por mudarse de la “ciudad más fina de América”. En 1984 el equipo de los Clippers de la mano de Donald Sterling se fue de San Diego a Los Ángeles, luego de seis temporadas de tener como base el Sports Arena de San Diego. Previamente, habían jugado en Buffalo de 1970 a 1978.

2015-06-05-1433543135-6937079-SDClippers2

Logo de los Clippers de San Diego.

(Imagen: The Huffington Post)

Cabe señalar que, esta mala suerte que tiene San Diego no ha tocado a los Padres, equipo de béisbol que por ahora es el único en el condado que pertenece a alguna de las cuatro ligas deportivas más importantes de Estados Unidos. Aunque desde su fundación en 1969 han permanecido en dicha entidad, lo anterior no quiere decir que su estancia siempre ha sido segura.

Todo ocurrió en 1973. Luego de sus primeras cinco campañas en las que perdieron más de 90 juegos y debido a las bajas asistencias, C. Arnholdt Smith, quien era el dueño del club en ese entonces, vendió la organización por $12 millones de dólares al empresario Joseph Danzansky.  Danzansky tenía la idea de mover al conjunto carmelita a Washington D.C., para ocupar la vacante que los extintos Senadores de Washington habían dejado un par de años antes, cuando se convirtieron en los Rangers de Texas.

imrs

El lanzador de los Padres, Dave Freisleben, posa con el que iba a ser el uniforme de visitante de los Senadores de Washington.

(Fotografía: Larry Littlefield)

En fechas posteriores se llevó a cabo una reunión en Houston, donde los dueños de los clubes de Grandes Ligas votaron a favor de que los frailes se mudaran a la capital de los Estados Unidos. Con la venta dada como un hecho; uniformes, logotipo, tarjetas y calendario oficial de los nuevos capitalinos salieron a la luz pública.

No obstante, todo se vino abajo, ya que Smith se metió en problemas financieros con la ciudad por romper el contrato de arrendamiento del estadio San Diego. Fue entonces cuando el dueño y fundador de McDonald’s, Ray Kroc, apareció para pagar el precio que se había establecido con anterioridad, haciéndose así del control total de la franquicia y por consecuente manteniéndola en el condado.

Freisleben-Washington-card-727x1024 (1)

En 1974 la compañía Topps imprimió un set de tarjetas con peloteros vistiendo el uniforme de los Padres, pero incluídos como jugadores de Washington.

(Fotografía: Jake Russell | The Washington Post)

Los frailes hicieron su presentación en casa bajo el mando de Kroc el 9 de abril de 1974, esa noche perdieron por pizarra de 9-5 ante los Astros de Houston. Al término del juego, el nuevo dueño de los Padres, tomó el micrófono y expresó lo siguiente; “Tengo buenas noticias y malas noticias. La buena es que los Dodgers tuvieron 31,000 asistentes en su apertura, mientras que nosotros más de 39,000. La mala es que este es el juego de béisbol más estúpido que he visto”. Ante esta declaración, el público aplaudió reconociendo la autocrítica de Ray. Al final de esa campaña, el conjunto carmelita concluyó su participación con un récord de 60-102.

515138560

The San Diego Famous Chicken, Ray Kroc y su esposa el 9 de abril de 1974.

(Fotografía: Getty Images)

Las cosas no mejoraron en temporadas posteriores y finalmente en 1979, Kroc entregó las operaciones de la franquicia a su yerno, Ballard Smith. “Hay más futuro en las hamburguesas que en el beisbol”, manifestó tras su decisión.

El 14 de enero de 1984, Ray falleció por una insuficiencia cardiaca a los 81 años. Meses después, los frailes lo honraron ganando la Liga Nacional, título que les dio el boleto para disputar su primera Serie Mundial. Aunque cayeron en cinco juegos frente a los Tigres de Detroit, esa novena sigue siendo muy bien recordada por los fanáticos de la vieja guardia en ambos lados de la frontera.

En 1990 la organización fue adquirida por Tom Werner, quien posteriormente en 1994 le vendió la franquicia a Jhon Moores. Después de 12 campañas sin entrar a los playoffs, los carmelitas se coronaron como campeones divisionales en 1996 y en 1998 repitieron la hazaña de 1984, cayendo en el ‘Clásico de Otoño’ ante los Yankees de Nueva York.

Para el año 2004, el equipo se vistió de gala estrenando su propio inmueble, el Petco Park y desde entonces, sólo suman cuatro temporadas con marca ganadora (2004-2007).

Ahora con los Chargers lejos de San Diego y sin NBA desde hace más de tres décadas; la novena de los Padres de la mano de su actual dueño, Ron Fowler, está obligada a volverse un club contendiente lo más pronto posible, pues es la única franquicia que queda y la ciudad está ansiosa de celebrar un campeonato.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.