dos-y-media-estrellas

Por: Víctor I. Castro | @Chikoelektriko

La segunda serie mexicana producida por Netflix de la mano de Argos Comunicación ha llegado al servicio de streaming, con Kate del Castillo como productora y protagonista y que trae una historia que combina una situación real con algunos toques demasiados ficticios e inverosímiles.

Comenzamos con la premisa, cuando el Presidente de México es asesinado, todas sospechas apuntan a que fue su esposa, la Primera Dama, la responsable. Sin embargo, con la ayuda del barrio de Tepito, los hechos saldrán poco a poco a la luz. La historia en parte es interesante, es la primera vez que vemos en una producción de este tipo un caso en el que hay un atentado contra el presidente en la época actual y que el papel de la Primera Dama toma un valor fuerte.

Sin embargo, aunque de principio la historia nos parecería atractiva, el guion cuenta con algunos altibajos y con detalles que no dejan fluir la historia de forma adecuada y que además, por momentos, varios de hecho, rayan en lo inverosímil. El final… peca de no se redondo y dejar abierto descaradamente la historia sin dar un cierre de temporada.

El personaje de Kate del Castillo posiblemente sea lo peor de la serie y no tanto por lo poco creíble sino por que la actuación de ella simplemente no da una naturalidad en la que creamos que de verdad una Primera Dama es capaz de dejar atrás el glamour, por un barrio, un buen rap, armas y luchar contra todo… simplemente no. Los personajes que son “del barrio”, vaya que están bien construidos, solidifican sus intenciones desde el principio, aunque de momento también caen en lo absurdo- por momentos hasta parece equipo táctico de “Rápidos y Furiosos”-, se logran mantener de pie hasta el final de la temporada en sus ideales.

La fotografía tiene sus momentos aunque son pocos, falta a veces jugar con los encuadres y las sombras. El diseño de producción y de escenografía es bueno, se nota que si le invierten en el rodaje y en todo lo que se requiere para la filmación. Incluso los pocos efectos lucen bien.

“Ingobernable” es una interesante propuesta de un thriller político en México, género poco tocado en las producciones del país, pero cuyo guion peca de irregularidades sumado a una Kate del Castillo desgastada por sus otros personajes ya conocidos.

El autor es egresado de la Lic. Comunicación por la Universidad Autónoma de Baja California. Amante del cine, las series y la música. Aficionado a los mapas y al análisis político.

Anuncios

Escrito por Víctor I. Castro

Nací el 1 de septiembre de 1993 en la hermosa ciudad fronteriza de Tijuana, en Baja California, México. Desde chico me gustaron los mapas, la música y el entretenimiento. Posteriormente ya más grande, el cine se fue convirtiendo en mi gran pasión. Estudié Lic. Comunicación, he trabajado en radio, prensa digital, revista y como docente en una universidad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.