dos-y-media-estrellas

Por: Víctor I. Castro | @Chikoelektriko 

Adam Sandler es un actor que puedes odiar o amar, eso lo ha demostrado sin duda y se ha ganado desde hace ya varios años el “odio” de la crítica, sin embargo, no ha dejado de ser un actor querido por el público y su relación con Netflix lo ha acercado a él.

“Sandy Wexler” narra la vida de un agente de talentos en los años 90s, quien no tiene mucho éxito pero que encuentra a una mujer que tiene buena habilidad vocal para el canto y podría ser la nueva estrella pop.

El guion de la película es por momentos lentos, con una estructura no lineal y que hace uso de elementos a especie de “documental” y posteriormente el de una cinta tradicional. El humor no es físico, sino es un “humor Sandler”, es decir, uno tan extraño que solo te dará risa en ciertos momentos, principalmente en las referencias a los 90s, pero no más. Eso sí, no aburre y te mantiene al pendiente a pesar de que faltan arcos argumentales más interesantes.

Las actuaciones a destacar son las de Jennifer Hudson, si bien el papel le queda corto para la calidad actoral de ella, logra cumplir con lo que exige el guion. La cuestión con Sandler es que es él hablando de forma irritable, no es un personaje que esté sólidamente creado, no hay un porqué habla así, ni porqué se comparta así.

A destacar a positivo está la musicalización, vaya, la canción que interpreta Jennifer Hudson es buena, tiene el feelin y el estilo de los 90s. El diseño de producción es pasable, la ambientación de las locaciones es buena, aunque no arriesga lejos de hacer comentarios respecto a marcas de aquellas épocas.

“Sandy Wexler” es una película aceptable, decente, que mejora el humor de Sandler y que se ve beneficiada por la actuación de Hudson, así algunos elementos de la producción.

El autor es egresado de la Lic. Comunicación por la Universidad Autónoma de Baja California. Amante del cine, las series y la música. Aficionado a los mapas y al análisis político.

Anuncios

Escrito por Víctor I. Castro

Nací el 1 de septiembre de 1993 en la hermosa ciudad fronteriza de Tijuana, en Baja California, México. Desde chico me gustaron los mapas, la música y el entretenimiento. Posteriormente ya más grande, el cine se fue convirtiendo en mi gran pasión. Estudié Lic. Comunicación, he trabajado en radio, prensa digital, revista y como docente en una universidad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.