El máximo pelotero en la historia de los Padres de San Diego, falleció hace tres años

Redacción El Tijuanense | Por: Alejandro Guzmán

San Diego.- Un 16 de junio de 2014 dejo de existir a la edad de 54 años el mejor jugador en la historia de los Padres de San Diego, el ‘Mr. Padre’ Anthony Keith Gwynn.

Tony se destacó como un gran atleta en sus años de preparatoria y universidad practicando béisbol y baloncesto. En 1981, Gwynn sería reclutado por los Padres de San Diego en la ronda 58 del draft de ese año. Casualmente, en ese mismo día los en ese entonces llamados Clippers de San Diego lo reclutaron como la décima elección en el reclutamiento de la NBA. Sin embargo, Gwynn optó por iniciar una carrera como beisbolista dejando un lado el popular “deporte ráfaga”.

Un 19 de Julio 1982, con tan solo 22 años, hizo su debut con la franela de los Padres, cubriendo la pradera central ante Filis de Filadelfia. En ese juego, consiguió su primer hit ante las serpentinas del relevista mexicano Isidro ‘Sid’ Monge Pedroza.

Después de su debut vinieron años maravillosos para Tony hasta su retiro en 2001. En su larga trayectoria de 20 temporadas como pelotero, llevó tres veces a los Padres a postemporada, consiguiendo el banderín del Oeste de la Nacional 1984, 1996 y 1998. En el 84’ y 98’ ayudo a los frailes a ganar el título de Liga Nacional llevándolos hasta la Serie Mundial donde cayeron ante los Tigres de Detroit y Yankees de Nueva York respectivamente.

En el plano personal fue seleccionado en 15 ocasiones al juego de estrellas de 1984-1987 y de 1989-1999. Fue cinco veces galardonado con el premio ‘Golden Glove’, ocho ‘NL Champion Bat’ y siete ‘Silver Slugger Award’. Además de recibir el premio ‘Roberto Clemente‘ en 1999 debido su labor en la mejor ejemplificación del juego, la deportividad, la participación comunitaria y la contribución del individuo por su propio equipo.

El 16 de junio de 2014, Tony dejó de existir a la edad de 54 años debido a unas complicaciones sufridas por un tumor canceroso en su mejilla derecha, mismo que se le creó debido a sus años de masticar tabaco, al igual que otros peloteros.

Un servidor tuvo la dicha de verlo jugar en sus últimos años. Recuerdo perfectamente el 10 de abril de 2001, día en el que la temporada se inauguró en San Diego. En esa ocasión vi a un Tony, ya pasado de peso y con problemas en las piernas, hacer espectaculares atrapadas. De igual forma, me tocó estar en su despedida el 29 de septiembre de 2001, juego en el que el también miembro del salón de la fama Ricky Henderson conectó su hit 3000 con la franela de los Padres. Momentos como estos marcaron mi infancia y los rememoro como si hubiesen sido ayer.

Dato: Gwynn conectó sus hits 2000 y 3000 el 6 de agosto de 1993 y el 6 de agosto de 1999. Días en los que su madre la señora Vendella Gwynn cumplió 52 y 58 años respectivamente.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.