El guardameta de Xolos habló de lo que significó estar presente en una hazaña histórica ajena al futbol

Redacción El Tijuanense | Por: Alejandro Guzmán

Tijuana.- El pasado domingo, el abridor de los Toros de Tijuana, Manny Barreda, se convirtió en el primer lanzador en la historia del club en tirar un juego “sin hit ni carrera” y uno de los presentes que fue testigo de esa hazaña fue el guardameta de los Xolos, Manuel Gibran Lajud, quien durante la conferencia de prensa de este lunes, felicitó al serpentinero de los astados.

“La verdad que es una experiencia bonita, el poder compartir esos momentos con la gente tijuanense. Es algo totalmente distinto a lo que yo hago, pero son momentos de goce, de distracción para despejar la cabeza del futbol un poquito y poder compartir con la afición. La verdad felicitarlo, me dijeron que era el primero en la historia de la franquicia y la verdad que estoy muy contento y agradecido con la institución de Toros por haber invitado y ser parte de ese juego y desearles el mejor de los éxitos en lo que se les viene. Es motivante tener en la ciudad equipos competitivos que sean campeones en sus respectivas ligas, clubes que tengan esa costumbre de ganar ya que le da identidad a la ciudad”, expresó.

Respecto al torneo que iniciará este viernes cuando reciban a Cruz Azul, Lajud afirmó que el objetivo de este torneo es alzar el título de liga, pues dos semestres en los que terminaron como líderes deben quedar atrás.

“El compromiso es el mismo de todos los años. Al arranque del torneo iniciamos con la ilusión de ser campeones. Cada pretemporada la trabajamos a full con el objetivo de poder llegar a una final y buscar el campeonato. A eso es lo que nos comprometemos. Tuvimos un año en el que fuimos líderes generales, pero eso no basta, pues lo que el grupo quieres es quedar campeones”, concluyó.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.