tres estrellasPor: Víctor I. Castro | @Chikoelektriko

Regresa la serie que conquistó 2016 de la mano de Netflix, “Stranger Things”, ahora con una historia igual de buena que su antecesora, pero sin el plus novedoso de la primera temporada. Y no es que dicha temporada sea original, sinmalamente que llegó impactando por el estilo, los homenajes y la historia que nos presentaban así como sus personajes.

En esta ocasión tenemos de regreso a Will quien sufre de secuelas traumáticas luego de su desaparición en “el otro lado”, que le permiten tener visiones de qué está ocurriendo. Así inicia la historia de esta segunda temporada.

El guion sigue manteniendo la esencia de la serie, sin embargo es algo lenta en sus primeros capítulos y el ritmo de la historia se ve rota en distintos puntos, sobre todo al abordar una subtrama que, al parecer será vista en la siguiente temporada.

La actuación y la química entre los personajes se solidifica más en esta entrega que la anterior, tenemos algunos triángulos amorosos que funcionan bien, así como el nacimiento de un bromance un poco extraño pero que resulta hilarante y muy bien establecido. Los nuevos personajes funcionan, a excepción de Billy, que la intención es ser antagonista pero puede pasar la historia sin el y nadie lo nota.

En las cuestiones técnicas se recurren a más efectos especiales las cuales funcionan, tienen más espacios, el diseño de producción es regular, pero falta ese algo que tuvo la primera. Si las letras luminosas fue algo clásico en esta no hay nada parecido.

Stranger Things T2 mantiene a sus personajes y la historia con lo suficiente para atrapar a los más fans, sin embargo en la ejecución cuenta ya con algunas fallas que hacen perder el interés del público general.

El autor es Lic. Comunicación por la Universidad Autónoma de Baja California. Cinéfilo, seriéfilo y amante de los mapas y el análisis político.

Anuncios

Escrito por Víctor I. Castro

Nací el 1 de septiembre de 1993 en la hermosa ciudad fronteriza de Tijuana, en Baja California, México. Desde chico me gustaron los mapas, la música y el entretenimiento. Posteriormente ya más grande, el cine se fue convirtiendo en mi gran pasión. Estudié Lic. Comunicación, he trabajado en radio, prensa digital, revista y como docente en una universidad.

One comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.