Reseña | Todo el dinero del mundo

Una historia mal aprovechada, con un ritmo plano y que solo destaca las buenas actuaciones de sus protagonistas y la experiencia de Scott en la dirección

tres estrellas doradas

Por: Víctor I. Castro | @Chikoelektriko 


Director: Ridley Scott

Reparto: Michelle Williams, Mark Wahlberg, Christopher Plummer y Timothy Hutton

Fecha de estreno: 16 de febrero de 2018


Ridley Scott regresa con un thiller policíaco combinado con drama, que poco hace para mantener al espectador al tanto y cuyo mayor atractivo -lamentablemente- fue la polémica de Kevin Spacey.

La historia nos presenta a J.P Getty, el hombre más rico del mundo en la historia a cuyo nieto, Paul Getty secuestran en una Italia setentera. El grupo pide una gran cantidad de dinero para que sea liberado, sin embargo, este no accede. Así, con esta intrigante historia, Scott nos muestra el lado más crudo de la avaricia, la obsesión por el dinero, sin embargo, no lo hace funcionar del todo.

El guion si bien cuenta con una buena construcción narrativa, con diálogos sólidos, pierde el ritmo en el segundo acto. Comienza con una serie de flashbacks que son utilizados para contar antecedentes de la historia, sin embargo, posteriormente todo se vuelve plano, sin emoción alguna.

La actuación de Michelle Williams aunque destaca y demuestra ser buena, no es la mejor de su carrera. Respecto a Christopher Plummer, el mayor atributo es haber realizado un personaje así en menos de una semana, es crudo, frío y tiene presencia en pantalla pese a su edad, sin embargo, no termina de ser bien desarrollado el personaje como se debiera. Me hubiera parecido interesante ver la actuación de Spacey en el filme, presiento que podría dar más matiz a su interpretación. Por último, Mark Wahlberg, es totalmente desaprovechado, su personaje no le permite desenvolverse más allá de la química que logra con el personaje de Williams.

En cuanto la parte técnica, Ridley Scott es un as, la fotografía, la edición y el diseño de producción son impecables. La ambientación y el vestuario, si bien a veces caricaturizado, funciona y no se ve para nada mal.

El problema con “Todo el dinero del mundo” es que es plana, no entretiene y tampoco generas empatía con los personajes y por momentos resulta aburrida. Sin embargo, su historia es interesante y gracias a lo técnico y la experiencia de Scott, es una buena película.

El autor es Lic. Comunicación por la Universidad Autónoma de Baja California. Cinéfilo, seriéfilo, gustoso de la música, los mapas, la historia y el análisis político.


Vista en Cinépolis Plaza Monarca  Duración: 132 min. Clasif. B

Un lanzamiento de Diamond Films y STX International, producida por Imperative Entertainment, Scott Free Films, TriStar Productions y RedRum Films. Productores: Chris Clark, Quentin Curtis, Dan Friedkin, Mark Huffam, Ridley Scott, Bradley Thomas y Kevin J. Walsh. Cámara: Dariusz Wolski Música: Daniel Pemberton

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s