Una cinta con un tono diferente a otras del género de espías que logra una buena actuación por parte de Lawrence pero que pierde a muchos con su denso guion y lento ritmo

tres estrellas

Por: Víctor I. Castro | @Chikoelektriko


Director: Francis Lawrence

Reparto: Jennifer Lawrence, Joel Edgerton, Jeremy Irons, Charlotte Rampling y Mary-Louise Parker.

Fecha de estreno: 2 de marzo de 2018


Jlaw regresa en una película llena de suspenso, sexo, violencia, tortura y con muy poca acción interpretando a una espía rusa que tras su verse truncada su carrera como bailarina, deberá trabajar para la agencia de su tío con el objetivo de salvar a su madre, quien se encuentra enferma.

La historia del filme es bueno, interesante, tiene mucho material de donde cortar, por lo tanto, el guion también es extenso, se toma su tiempo para presentar a personajes y subtramas, sin embargo pueden llegar a ser algo confusas para el espectador, algunas escenas innecesarias y que fácilmente se pudo ahorrar una media hora de película.

El tono del filme es más un suspenso y una acción psicológica, no tanto física, a excepción de los momentos de tortura que si, llegan a ser algo perturbadores. Hay algunos ligeros giros de tuerca, por lo que resultará entretenido a quien guste de estos filmes.

En lo que respecta a los personajes, el principal, Dominika, interpretado por Jennifer Lawrence es muy bueno, fiel a sus principios, pero también una mujer con talentos de espía natos, logra evolucionar de forma convincente al grado que no le facilita al espectador lo que realmente piensa, lo que realmente quiere. Los personajes secundarios son sólidos, sobre todo el de Joel Egerton, que al igual que Lawrence, tiene características similares, pero más sutiles. Aunque pese a que en lo individual hacen un trabajo bueno, en conjunto, hace falta mucha química, lucidez y que brillen como pareja en escena.

En cuanto a elementos técnicos, se hace un buen uso de la composición visual, los colores fríos para representar a Rusia, los grises y rojos. Tonos más coloridos y cálidos para cuando el lugar es otro. El diseño de producción junto al vestuario y maquillaje, también es decente. James Newton Howard, -quien repite su colaboración con el director-, logra tener buenos momentos en la música, sobre todo en el primer acto de la cinta y en algunas escenas de acción y persecución.

“Operación Red Sparrow” es una interesante película, una apuesta un tanto diferente, más oscura, más seria, con contenido sexual explícito -aunque a veces innecesario- pero que se pierde ante lo extenso de su duración y lo denso de sus tramas.

El autor es Lic. Comunicación por la Universidad Autónoma de Baja California. Cinéfilo, seriéfilo, gustoso de la música, los mapas, la historia y el análisis político.


Vista en Cinemex Macroplaza  Duración: 140 minutos Clasif. C

Un lanzamiento de 20th Century Fox, producida por Chernin Entertainment, Film Rites, Soundtrack New York. Productores: Peter Chernin, Steven Zaillian, Jenno Topping y David Ready. Cámara: Jo Willems Música:  James Newton Howard Edición: Alan Edward Bell

 

Anuncios

Escrito por Víctor I. Castro

Nací el 1 de septiembre de 1993 en la hermosa ciudad fronteriza de Tijuana, en Baja California, México. Desde chico me gustaron los mapas, la música y el entretenimiento. Posteriormente ya más grande, el cine se fue convirtiendo en mi gran pasión. Estudié Lic. Comunicación, he trabajado en radio, prensa digital, revista y como docente en una universidad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.