Una comedia romántica que rompe con lo tradicional en cuanto producciones nacionales para entregarnos una extraña pero divertida cinta

tres estrellas

Por: Víctor I. Castro | @Chikoelektriko


Director:  Eduardo Luis Argüelles

Reparto: Natasha Esca, Luis Mares y Diana Cabuto.

Estreno: 17 de febrero de 2018 (Tijuana) | 18 de marzo de 2018 (San Diego Latino Film Festival)


¿Te imaginas no querer crecer ni madurar por lograr tus metas de joven pero en eso encuentras al amor de tu vida?

Esa es la historia de Johnny Rodriguez o Jean-Luis Eisenini, su nombre artístico, un hombre que está trabajando en gran obra cinematográfica, el problema es que no encuentra el final que quiere. Por ello emprende un viaje que lo llevará desde Los Ángeles, California hasta la Ciudad de México, inspirado en las obras de Luie Bunwel. Sin embargo, conocerá a una mujer que lo cambiará todo.

La historia es llamativa, una especie de encuentro filosófico consigo mismo, un road trip mental que acompañado de simbolismos hacen un retrato del cine nacional y el ego del cineasta, de forma diferente a lo que vimos en “Birdman”.

El guion es una comedia dramática, cuyo valor especial está en que la misma comicidad es diferente a la que el cine comercial mexicano nos ha ofrecido, en ocasiones funciona, en otra más no mucho.  El ritmo por momentos es el justo pero en ocasiones cae y se torna algo lento, esto en parte a varios silencios que hay en los diálogos. La química entre el inglés y el español, algo muy conocido para quienes vivimos en zona fronteriza es entendible, mucho más para los del sur de California. La historia no es tan sencilla pero tampoco es tan compleja como pareciera, solo hay ratos confusos.

La actuación es decente, Natasha Esca y Luis Mares, de forma extraña logran su cometido, sobre todo una ligera, pero importante química. Eso sí, se aprecia más la experiencia de Esca frente a la cámara. Eso sí, hay algunos personajes secundarios que restan puntos por la actuación, pero es comprensible por el tipo de producción.

Claro que esta no es limitante para el decente trabajo que se hace en cuanto a la fotografía, combinación de estilos y enfoques, cuadros y composiciones, en ocasiones con filtros, que por momentos absorbe un surrealismo.

La música es utilizada con canciones ya existentes, que encajan bien en la trama, pero pecan de ser un género cliché en producciones de este tipo. Aún así, permiten desarrollar más la atmósfera romántica del filme. El soundtrack original por su parte, recuerda a la música utilizada en el cine clásico y mudo de hace décadas.

“Cine Loteria” es una interesante producción fronteriza, que aunque le hace falta pulir varios elementos cinematográficos, logra una buena comicidad y marca una diferencia de la típica comedia mexicana a la que está acostumbrada el público.

El autor es Lic. Comunicación por la Universidad Autónoma de Baja California. Cinéfilo, seriéfilo, gustoso de la música, los mapas, la historia y el análisis político.


Vista en Cineteca Tijuana. Duración. 90 minutos Clasif. B

Un lanzamiento independiente. Productores: Eduardo Luis Argüelles, Cath Cuevas, David Garonzik y Moira Gill.  Cámara: Edgar Luzanilla y Michael Seaman Edición: Eddie Arguelles

Anuncios

Escrito por Víctor I. Castro

Nací el 1 de septiembre de 1993 en la hermosa ciudad fronteriza de Tijuana, en Baja California, México. Desde chico me gustaron los mapas, la música y el entretenimiento. Posteriormente ya más grande, el cine se fue convirtiendo en mi gran pasión. Estudié Lic. Comunicación, he trabajado en radio, prensa digital, revista y como docente en una universidad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.