Esta segunda temporada supera a la anterior aún pese a sus errores, su mayor logro es la empatía que generan los personajes de quienes estamos siempre queriendo saber más

cuatro estrellas

Por: Víctor I. Castro | @Chikoelektriko


Creador: Brian Yorkey

Reparto: Dylan Minnette, Katherine Langford, Christian Navarro, Alisha Boe, Brandon Flynn, Justin Prentice, Miles Heizer, Ross Butler, Devin Druid, Amy Hargreaves, Derek Luke y  Kate Walsh.

Fecha de estreno: 18 de mayo de 2018  (MX)


La primera temporada se encargó de generar la polémica, abrir el tema y hacer eco en el mundo sobre algo que se evitaba, algo que no se hablaba en redes sociales y que cuando un caso ocurre, es motivo de burla, de menosprecio por parte de los haters, de esas personas que llaman “únicas y diferentes” por querer ser como Hannah Baker.

Ahora es diferente, la segunda temporada se encarga de expandir el tema, de añadir situaciones que habían sido omitidas en la primera y que sin duda mejoraron la trama de la serie. El hecho de decidir integrar un juicio y presentar ambas partes, nos ayuda a reflexionar quienes deberían prestar atención a los jóvenes que tienen problemas, padres de familia o escuela, y claro que la misma serie nos va presentando los puntos de cada bando.

En cuanto a las subtramas de los personajes, estas se ven entrelazadas y aunque por momentos, cada uno tiene su tiempo, también logran formar una especie de reparto coral, pues todos los actores hacen un excelente trabajo de actuación. Destacan  Dylan Minnete y Katherine Langford, con una interesante y efectiva forma de traer el personaje de nuevo y con la misma química que habían logrado anteriormente. También Alisha Boe y Miles Heizer, logran hacer eco con las situaciones de sus personajes.

En esta segunda temporada podemos ver más la conexión familiar, las vidas de cada uno, la perspectiva individual que el resto de los involucrados tienen sobre lo sucedido con Baker. Claro, la serie se permite tomar postura política y critica el sistema educativo, el sistema judicial y en general las injusticias sociales que pese a lo que muchos pudieran pensar, suceden en Estados Unidos y que son del día a día.

Por si todavía no fuera suficiente, lo que más valor aporta esta serie y en especial esta segunda temporada es la voz de los jóvenes. En un contexto en que los conservadores critican el levantamiento de voces en la vida real de jóvenes respecto a temas como el bullying, los tiroteos en las escuelas, el acoso hacia la mujer, la discriminación a la comunidad LGBT, la drogadicción y la falta de apoyo a muchas personas sin techo, llega esta serie para darle voz y fuerza al futuro no solo de ese país, del mundo.

Alejados un poco del tema político que envuelve la historia y tocando más los temas técnicos de la producción, las escenas se notan más cuidadas al momento de su rodaje, juegan con diferentes composiciones y colores. La música tienen un rol más interesante y en general la edición hace digerible la serie. Pese a que el tema es complejo en ningún momento se siente pesado y podrías ver uno tras otro el episodio.

“13 Reasons Why” equilibra bien el drama, el misterio e incluso el terror que viven los jóvenes día a día, con diversos temas tratados con respeto y realismo dando fuerza a una voz conformada por millones que gritan auxilio a un mundo en el que los adultos poca atención prestan.

El autor es Lic. Comunicación egresado de la Universidad Autónoma de Baja California. Amante del cine, las series y la música. Aficionado a los mapas y al análisis político.


Lee aquí la reseña de la primera temporada


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.