Resulta entretenido conocer a Morrissey en su faceta previa a la fama, así como sus motivaciones y la raíz de su estilo público

tres estrellas y media

Por: Iván Nieves 


Director: Mark Gill

Reparto: Jodie Comer,Jack Lowden,Laurie Kynaston,Simone Kirby,Jessica Brown Findlay

Fecha de estreno: 18 de mayo de 2015 (MX)


Inglés, polémico, incomprendido, pedante y, según muchos otros artistas que han trabajado con él, todo un hijo de la chingada, Steven Patrick Morrissey, frontman de la banda inglesa The Smiths, ha desatado controversia durante toda su carrera y no es extraño que ahora nos presenten una parte de su vida no tan explorada.

La historia nos presenta a Steven Morrissey de joven en la década de los 70. Siendo una persona introvertida, apasionado de la música y muy tímido, Steven trabaja acudiendo a eventos musicales y escribe reseñas para los periódicos locales de Manchester.  Steve sabe que tiene talento para escribir y siente que pierde su tiempo e intelecto en trabajos “estables” que su padre lo obliga a conseguir, mientras que su madre insiste en que persiga su pasión, llegando al punto de no saber qué querer ni qué hacer.

En el transcurso conoce al guitarrista Billy Duffy con quien llega a formar su primera banda con material propio. Después de su primera presentación, Steve siente que tiene mucho más por demostrarse a sí mismo. Acepta que no encaja en la sociedad desarrollando empleos monótonos de oficina, decide dejar la estabilidad de su trabajo y mudarse a Londres para probar suerte con la música, impulsado por su amiga, la fotógrafa Linder Sterling.

El filme resulta interesante por transmitir el sentimiento al que se ha enfrentado cualquier persona decidida a abraza el arte en en su vida; la inseguridad de dejar un empelo y un estilo de vida estable, la desesperación por no encontrar un lugar en la sociedad y de no empatizar con nadie que te rodea.

Es la tercer película de Mark Gill como director aunque tiene una larga experiencia como guionista. Recibió una nominación al Oscar por el corto The Voorman Problem en el 2011. El actor Jack Lowden no tiene mucha experiencia en cine y su carrera ha sido más por el lado del teatro. Sin embargo hace un buen trabajo encarnando a Morrissey. No hay mucho qué decir al respecto.

Hay muchas tomas y cambios de escena demasiado minimalistas, así como el uso de colores depresivos y oscuros. Con esto consiguen darle un tono “artístico” a la fotografía que va acorde a la temática.

¿La recomendamos? Sí. Resulta entretenido conocer a Morrissey en su faceta previa a la fama, así como sus motivaciones y la raíz de su estilo público. No sé si la película se encuentra en cartelera a nivel nacional, pero si tienen la oportunidad de echarle el ojo, no lo piensen dos veces.

P.D:  El título original de la película es “England is mine”, frase que pertenece a la canción “Still Ill” de The Smiths, la cual dice: England is mine and it owes me a living.


Vista en Cinépolis Ciudad Obregón   Clasif. B  Duración: 92 minutos

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.