El Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM) se viste de camelinas, la flor distintiva de la capital michoacana, para celebrar su decimosexta edición.

En un diseño que concentra la esencia del festival —la fiesta del cine en Morelia— Rodrigo Toledo, la mente creativa detrás de la imagen del FICM desde sus inicios, rinde tributo al artista inglés William Morris, arquitecto, diseñador, maestro textil y padre del movimiento Arts and Crafts.

Rodrigo Toledo nos comparte sus notas para entender mejor la hermosa imagen que representa la nueva edición del festival.

La imagen del 16° FICM está inspirada en la obra de William Morris (1834-1896), arquitecto, diseñador, escritor, editor, socialista incipiente y utopista inglés, a quien siempre he admirado mucho. Particularmente, su trabajo de diseño de estampados textiles.

Usando ese lenguaje gráfico y con dos elementos muy sencillos —flores y motivos cinematográficos (el celuloide y el carrete que, aunque antiguos, siguen significando cine)— quise componer un tapiz especial para vestir esta edición del festival.

Cartel 16 Festival Internacional de Cine de Morelia

Dentro de ese esquema, escogí bugambilias porque, aunque en todos lados las hay, Morelia —en donde se les conoce como camelina— se identifica especialmente con esa flor.

Su color —ese peculiar magenta—, con el verde y sobre el ocre de la cantera, son tonos que me hacen sentir Morelia. Eso mismo, pero sobre un fondo negro, representan el día y la noche, y de forma más sutil, el cine: entramos a la sala cuando aún es de día, vivimos muchas cosas, y cuando salimos ya es de noche.

La intención fue tratar de decir tres cosas —cine, Morelia y fiesta— con una estampa nueva.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.