Una sencilla pero convincente historia de amor que es impulsada por la química de sus actores, el buen uso de la ambientación, la fotografía y la música 

cuatro estrellas

Por: Víctor I. Castro | @Chikoelektriko


Director: Alejandro Sugich

Reparto: Natalia Varela, Alfonso Dosal, Pedro De Tavira, Alfonso André

Fecha de estreno: 8 de junio de 2018 (MX)


Muchas personas en el mundo creen que los países más románticas son Francia, Italia, incluso España, se había perdido ese espíritu romántico que caracterizó a nuestro país, gracias en parte al romanticismo brindado por el cine nacional y que se fue perdiendo con las producciones televisivas.

“Prometo no enamorarme” nos presenta la historia de Julieta, una mujer española que llega a México para reunirse con su esposo Daniel en un intento por salvar su su matrimonio. En un tradicional parque de Coyoacán, conocerá a Iván, un joven músico, un DJ cuya mayor parte del día va por la vida grabando los sonidos que le rodea.  Es ahí cuando comienza una aventura de 24 horas por los lugares más románticos de la Ciudad de México.

La historia no es la invención del hilo negro, sin embargo, es muy apetecible, disfrutable y nos mantiene en el asiento a cada minuto, todo esto gracias al ritmo que el director el da en el guion al desarrollo de los diálogos, de las escenas y por las grandiosas actuaciones de Natalia y Alfonso, quienes tienen tremenda química mutua y conectan inmediatamente con el espectador, haciendo que fácilmente te enamores de ambos.

La fotografía destaca por la elección de locaciones que muestran la belleza de la Ciudad de México, lugares que pueden romper a veces con el visionario colectivo de la ciudad y que nos introduce en algo más allá, dándole un toque romántico a la urbe.

La música también juega un papel muy importante, además de ser pilar de la construcción argumental, tiene sus momentos de lucidez en el filme, brindando todo el tiempo que sea necesario para que la armonía musical se logre.

La dirección del sonorense Alejandro Sugich hace posible todo lo anterior, tomando las decisiones correctas para crear la atmósfera necesaria y equilibrar todo. De esta forma, “Prometo no enamorarme”, es un filme notable en la filmografía del director, una cinta que puede ser el inicio a la reinvención del cine romántico en México, alejado de estereotipos  y situaciones que las telenovelas se encargaron de arruinar y dando paso a la reconstrucción del México romántico.

El autor es Lic. Comunicación egresado de la Universidad Autónoma de Baja California. Amante del cine, las series y la música. Aficionado a los mapas y al análisis político


Vista en Cinépolis Plaza Monarca Duración: 89 minutos Clasif. B

Un lanzamiento de Fábrica de Cine y Palomino Films.

Anuncios

Escrito por Víctor I. Castro

Nací el 1 de septiembre de 1993 en la hermosa ciudad fronteriza de Tijuana, en Baja California, México. Desde chico me gustaron los mapas, la música y el entretenimiento. Posteriormente ya más grande, el cine se fue convirtiendo en mi gran pasión. Estudié Lic. Comunicación, he trabajado en radio, prensa digital, revista y como docente en una universidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.