La serie de Manolo Caro hace un homenaje al entretenimiento mexicano de antaño y equilibra perfectamente los temas sociales actuales en el sentir generacional social apoyado de un humor negro y tintes de telenovela

cuatro estrellas

Por: Víctor I. Castro | @Chikoelektriko


Creador: Manolo Caro

Reparto: Verónica Castro, Cecilia Suárez, Aislinn Derbez, Darío Yazbek Bernal, Arturo Ríos, Paco León, Juan Pablo Medina, Verónica Langer, Norma Angélica, David Ostrosky, Sawandi Wilson, Sheryl Rubio Rojas, Claudette Mallé, Luis de La Rosa, Lucas Velázquez

Fecha de estreno: 10 de agosto de 2018


En México el entretenimiento por excelente en la televisión hasta hace algunos años eran las telenovelas. Durante 50 años los mexicanos vivieron cambios políticos y sociales acompañados de historias que reflejaban en ocasiones lo que afuera sucedía. En los últimos años, las ideas y las historias se fueron estacando en producciones típicas, con un melodrama reciclado y con un retraso social que afectaba también a la sociedad. Sin embargo, sucede algo diferente con “La Casa de las Flores”.

Manolo Caro, retoma el melodrama clásico y el cliché contemporáneo para darle personalidad y atracción a su serie (si, serie, no telenovela), en la cual también cuenta los problemas de una familia adinerada y de los cambios sociales que hay en el país, mostrando un México diferente, pero que nadie nunca se había retratado en la televisión.

Resultado de imagen para casa de las flores netflix gif

La historia sigue a la familia De la Mora, quienes viven en un exclusivo fraccionamiento de la Ciudad de México y cuyo sustento de vida es una florería. Ahí, Virginia, la matriarca, es responsable de que todo sea perfecto, tanto en el trabajo como con su familia, evitando así los rumores y dando un ejemplo en el set jet chilango. Todo comienza a desmoronarse con el suicidio de la amante del esposo, no sin antes abrir todo un baúl de secretos que van girando el mundo de la familia en 360º.

El guion es un exquisito banquete de melodrama con humor negro, en ocasiones más obvio y en otras más sutil, pero que engancha al espectador porque los personajes creados por Manolo son suficientes y bien desarrollados, que con al menos una situación o uno de ellos, nos vamos a sentir identificados. Si bien es cierto que cae en el cliché de la familia acomodada en lugar de una familia de menor estrato económico, esto no es impedimento para que las situaciones se ajusten y reflejen lo que muchas familias de clase media, media alta viven.

Pero lo que más se destaca del trabajo de Manolo es el atrevimiento de algo que debió suceder hace años, temas como la homosexualidad, la bisexualidad, la transexualidad, las relaciones abiertas, los cambios generacionales, el respeto y la tolerancia, las drogas, en fin, temas que podrían parecer nada novedoso entre los más progresistas, pero que reflejan al menos, un México que existe, pero que no se exhibe. Un México que solo existe en su capital, pero que en el interior del país sigue siendo tabú.

la casa de las flores GIF by netflixlat

Si acaso los únicos problemas con el guion es, primero, que en ocasiones no es tan cómico para ser una comedia ni tan serio como para el drama planteado, por momentos se siente como una parodia a las telenovelas, pero es rescatado todo cuando los personajes y el resto del trabajo técnico mezclan bien ese drama y ese humor; y segundo, que el ritmo va demasiado rápido, hay un descontrol con el tiempo dentro de la trama.

Los personajes, algunos más caricaturescos que otros, tienen una gran evolución desde el comienzo de la serie hasta el final. Todos en algo han cambiado, mental, emocional o hasta físicamente. La actuación de Verónica Castro es una de las que más imponen, no solo porque se mete bien en el papel, sino porque da rasgos que antes no habíamos visto de ella y que tiene una afinidad sutil para la comedia. Su personaje es exactamente el de esa mujer empoderada pero que también es débil y no sólo eso, sino que retrata a la madre que está viviendo estos cambios sociales y cuya generación no acepta del todo.

Resultado de imagen para casa de las flores netflix gif

Dario Yazbek y Aislin Derbez logran sus mejores interpretaciones, el primero un poco más desconocido, se ganará sin duda un grupo de fans; en tanto Aislín, demuestra que tiene algo que dar en su carrera y es bien dirigida por Manolo, aunque su personaje es uno de los más flojos de la serie.

Quienes se llevan las palmas son Cecilia Suárez y Paco León,  la primera logra crear uno de los personajes que más trascenderán de la serie al público, por su interpretación, además de los buenos diálogos que tiene, la hacen única, eso sí, la odiará o la amarás. En tanto, Paco León hace un buen trabajo en su interpretación de María José, más pulido que otros personajes similares y carga con el peso del mensaje social sobre la transexualidad.

Resultado de imagen para casa de las flores netflix gif

En los aspectos técnicos, como casi siempre en las cintas de Manolo, el diseño de producción juega muy bien con los colores, los escenarios son pastel, la florería siempre luce bien, son detalles bien cuidados que a veces son sutiles, pero que en ocasiones entran y forman parte de la historia y del guion. Lo mismo sucede con la música, un soundtrack que pondrá a bailar a más de uno y que sacará lo noventero, ochentero y lo actual, siguiendo la línea hollywoodense de usar canciones de años atrás.  En cuanto a la fotografía, se nota el cuidado que tiene también, los juegos con la cámara, le uso de los espejos, los colores que maneja de acuerdo al personaje, especialmente las diferencias entre locaciones y la composición que hace en equipo con la escenografía, suman puntos en este aspecto.

“La Casa de las Flores” lejos está de ser una telenovela, más bien es lo que una telenovela actual debería ser. Una producción que destaca por los cuestionamientos morales pero que tampoco cae en una posición más que de libertad, que nos muestra no un México utópico ni del futuro cercano, tampoco un México “agringado” o “europeo”, sino el mismo México actual, que sigue escondido en el closet y que ya es hora de que salga.

El autor es Lic. Comunicación egresado de la Universidad Autónoma de Baja California. Amante del cine, las series y la música. Aficionado a los mapas y al análisis político.

Anuncios

Escrito por Víctor I. Castro

Nací el 1 de septiembre de 1993 en la hermosa ciudad fronteriza de Tijuana, en Baja California, México. Desde chico me gustaron los mapas, la música y el entretenimiento. Posteriormente ya más grande, el cine se fue convirtiendo en mi gran pasión. Estudié Lic. Comunicación, he trabajado en radio, prensa digital, revista y como docente en una universidad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.