El filme consigue, pese a ser una historia no tanto original, ser una película con una extraordinaria dirección, actuación y un emocionante concierto musical que logra explotar las emociones del espectador 

cuatro estrellas

Por: Víctor I. Castro | @Chikoelektriko


Director: Bradley Cooper

Reparto: Bradley Cooper, Lady Gaga, Sam Elliott, Rafi Gavron, Andrew Dice Clay, Anthony Ramos, Bonnie Somerville, Dave Chappelle, Michael Harney, William Belli, Rebecca Field, D.J. Pierce, Steven Ciceron, Andrew Michaels, Jacob Taylor, Geronimo Vela, Frank Anello, Germano Blanco, Ron Rifkin

Fecha de estreno: 12 de octubre de 2018


Es la cuarta ocasión en es que esta historia, del clásico de 1937, se lleva a la pantalla grande, aunque no he tenido la oportunidad de ver, es una historia que hemos visto en otras producciones. Sin embargo, esta cinta destacada, además de ser el debut como director de Cooper, por la increíble musicalización que tiene y la química actoral que se llevan tanto Bradley como Lady Gaga.

La trama nos lleva a Jackson Maine, un artista de country y rock que es famoso y reconocido en gran parte del mundo, quien conoce a Ally, una joven que busca hacerse de un nombre en la música, pese a que está por abandonar sus sueños de ser cantante. Jackson se enamora de Ally y juntos emprenden un arduo camino que los llevará a bastantes obstáculos que la vida real nos presenta.

Y es precisamente eso lo que le da un toque de humanismo a la historia, dejamos increíblemente de ver a Bradley Cooper y a Lady Gaga como las estrellas que son tanto en la actuación como en la música y vemos a Jackson y Ally. Eso habla de una muy buena dirección y actuación por parte de ambos, además de lo bien escritos que están los personajes, ambos con un desarrollo muy bueno. Eso sí, nunca se ve opacado Bradley Cooper con el peso que tiene Gaga, de hecho, Cooper sobresale a pesar de que está detrás y frente a la cámara.  Contamos también con algunos personajes secundarias, tenemos al típico comic relief, que definitivamente no es explotado ni gastado y a un interesante, aunque poco aprovechado, Sam Elliott.

El guion si bien tiene algunos fallos, algunas situaciones que pueden caer en clichés del género, se ve rebasada por la producción musical y una atmósfera creada en la que todo funciona.  El primer acto es bastante bueno, todo un show musical, el segundo acto es algo lento y plano, pero se recupera ante el perfecto tercer acto que hace un maravilloso final.

Bradley Cooper tiene un toque interesante, difícil de explicar, para manejar la cámara desde un aspecto cinematográfico hasta un aspecto musical. Las letras de las canciones tiene alguna obviedad en cuanto a la lírica con lo que se ve en pantalla, dicen a todas luces lo que está pasando entre los personajes, sus sentimientos y relaciones.

La música, los ritmos tan diversos, los géneros y las transiciones, están muy bien producidas. Además, Lady Gaga en la interpretación logra algo que en su momento hicieron Whitney Houston y Celine Dion en los 90s.  El tema “I’ll never Love Again” es una delicia.

“A Star is Born” es sin duda una gran película, con sorprendentes actuaciones y cuya dirección se siente fresca. Filme que sin la gran producción musical con la que cuenta, sin duda, no sería más que un drama romántico general.

El autor es Lic. Comunicación egresado de la Universidad Autónoma de Baja California. Amante del cine, las series y la música. Aficionado a los mapas y al análisis político.


Vista en Cinépolis Plaza Río Duración: 135 minutos Clasif. B

Un lanzamiento de Warner Bros. Pictures, producida por Malpaso Productions / Gerber Pictures / 22, Indiana Pictures / Live Nation Productions / Metro-Goldwyn-Mayer (MGM) / Thunder Road Pictures. Productores: Bradley Cooper, Jon Peters, Bill Gerber, Todd Phillips yLynette Howell Taylor. Edición: Jay Cassidy Música: Lukas Nelson y Lady Gaga Cinematografía: Matthew Libatique

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.