La serie consigue tener su propia visión y estilo sumado a un buen reparto y a una historia con mucho potencial, actualizando la forma de ver a brujas, hechiceros y mortales

cuatro estrellas

Por: Víctor I. Castro | @Chikoelektriko 


Creador: Roberto Aguirre-Sacasa

Reparto: Kiernan Shipka, Jaz Sinclair, Michelle Gomez, Miranda Otto, Lucy Davis, Chance Perdomo, Richard Coyle, Tati Gabrielle, Ross Lynch, Bronson Pinchot, Abigail F. Cowen, Lachlan Watson, Adeline Rudolph y Christopher Rosamond.

Fecha de estreno: 26 de octubre de 2018


Si, es difícil que una serie que fue importante tenga un reboot, la nostalgia se mezcla con el gusto de toda una generación y aunque se debe analizar esta serie por sí sola, era inevitable hacer comparación, por lo que el veredicto es este: ¡Es diferente!

Quedado claro lo anterior, tenemos a Sabrina Spellman, una chica que está por cumplir 16 años, edad en la que debe definir si sigue con vida como mortal o bien, se entrega a su deber como bruja ante la Iglesia de la Noche, en la que entrega su alma a Satanás.

La historia es una frescura al género y no por la temática general de la serie, sino por las temáticas que se plantean dentro de la serie. Y es que la brujería, los actos satánicos sirven para dar estilo y forma a una trama cuya esencia radica en el como el mundo está cambiando, como las tradiciones están caducando y que esta generación no es la misma de antes.

Retomando la comparación, si en “Sabrina, la bruja adolescente” los temas como la amistad, la familia, el amor, el noviazgo o la adolescencia eran la guía de la serie, en “El mundo oculto de Sabrina” nos presenta esos temas actualizados, sin temor ni forzado, vemos la pansexualidad, el sexo, la lujuria, elementos que nos demuestran que definitivamente, el mundo y la juventud han cambiado.  Incluso en la serie, el personaje de Sabrina en más de una ocasión nos dice que hay costumbres y tradiciones que ya se vencieron y que deben dar un paso a la modernidad.

4f7a0382-06ad-4954-8988-58a7c182b9e1-cas_101_unit_00897r2.jpg
Foto: Netflix

El guion está muy cargado con ese progresismo que a muchos espanta o molesta, pero que están marcando el rumbo de la humanidad. En cuanto al tono de la serie, es un drama con toques de suspenso y terror, porque sí, hay escenas muy bien logradas y sustos que funcionan. Además, existen momentos cómicos, muy pocos, pero que logran darle ligereza a la tonalidad sombría y oscura.

En cuanto al desarrollo de los personajes, estamos ante una Sabrina que no es “buena e inocente”, es fuerte, valiente, atrevida y no duda de nada con tal de proteger a quienes ama. De hecho, lo bueno y lo malo es bastante difuso en la historia y eso puede generar confusión en los más jóvenes, ya que los personajes, sobre todo los “villanos” se pierden en ocasiones o se ven débiles debido a ello. ¿Una bruja puede hacer el bien? ¿Hasta donde llega el mal y el bien? En cuanto a las tías Hilda y Zelda son extrañas y eso las hace únicas, son oscuras, cada una respetando su esencia, confrontándolas y teniendo escenas bastante fuertes. Harvey está mejor planteado, sigue siendo el “chico perfecto” pero es valiente e inteligente y tiene su carácter.

 

En cuanto a los aspectos técnicos, la música, fotografía y desarrollo de personajes logran un estilo propio, aunque compartiendo universo con “Riverdale”, que muy posiblemente se verá el crossover entre ambas producciones. En la música se mantiene las canciones juveniles, hay mucha “sensualidad” en sus ritmos, sin abusar de eso.

La fotografía tiene diversos momentos, dependiente el capítulo, hay una escena que me recordó totalmente a Harry Potter y el Caliz de Fuego, y vaya que es de las mejores logradas en la serie, sobre todo porque tiene muy buenos efectos especiales, siguiendo con otras producciones que han demostrado que la televisión puede ofrecer la misma calidad o incluso superior a las producciones cinematográficas.

“El mundo oculto de Sabrina” es sin duda una muy buena serie, mantiene expectante con su historia, actualiza algunos temas y trae de nuevo al público juvenil el género de lo supernatural.

El autor es Lic. Comunicación egresado de la Universidad Autónoma de Baja California. Amante del cine, las series y la música. Aficionado a los mapas y al análisis político.

 

Anuncios

Escrito por Víctor I. Castro

Nací el 1 de septiembre de 1993 en la hermosa ciudad fronteriza de Tijuana, en Baja California, México. Desde chico me gustaron los mapas, la música y el entretenimiento. Posteriormente ya más grande, el cine se fue convirtiendo en mi gran pasión. Estudié Lic. Comunicación, he trabajado en radio, prensa digital, revista y como docente en una universidad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.