El filme carece de originalidad en su historia, múltiples huecos argumentales y mala calidad en su diseño que solo es rescatado por el buen doblaje que sus actores hacen

Por: Víctor I. Castro | @Chikoelektriko


Director: Tatsuya Nagamine

País: Japón

Fecha de estreno: 11 de enero de 2018 (MX)


Este 2019 se cumplen 35 años de la creación de «Dragon Ball», siendo esta película «Dragon Ball Super: Broly», una producción que inicia las celebraciones.

Para los más fans de este anime, la película podría volverlos locos, pues de las tres cintas recientes que han salido de Goku y compañía, es la mejor. Sin embargo no por ello es buena.

La cinta cuenta con una falta de originalidad, ante un descarado inicio que nos recuerda a las primeras secuencias de «Man of Steel» o «Superman». Sumado a diversos problemas con el guion, que da muestra de lo que son los huecos argumentales entre sus personajes.

Ese mismo prólogo resulta excesivo y largo, lo que retrasa que comience la acción que todos esperan en un filme cuyos personajes ya son conocidos. Eso sí, aunque no tiene tanta originalidad, es convincente la creación del villano, el cual logra una mayor consolidación conforme pasan los minutos del metraje.

Más subjetivo es la comedia, a veces muy absurda y en ocasiones, funcionando bastante bien. La relación entre Goku y Vegeta es sin duda lo mejor de la película. Su humor y la acción que desprenden, dejarán varias escenas con un buen sabor de boca.

Lamentablemente no salva el hecho de que la animación tiene bastantes fallas, a veces tienen tomas de los personajes con muy buenos dibujos y en otras son demasiados simples. La animación es mala, aunque logre tener uno que otro efecto especial rescatable.

Lo que sin duda es el alma de este tipo de producciones, sobre todo para América Latina, es el doblaje. Cada uno de los actores de doblaje que han estado ahí desde la serie animada, le impregnan ese amor que le tienen a sus personajes. Se logra apreciar el sentimiento y cariño que emana de cada grito, expresión, queja, golpe y chistorete que lanzan sus alter egos.

«Dragon Ball Super: Broly» decepcionará a uno que otro fan, y a la vez, será amada por una gran cantidad de seguidores. La película no es recomendable para el público en general, por lo que se mantiene como una producción hecha para los mismos fans.

El autor es Lic. Comunicación egresado de la Universidad Autónoma de Baja California. Amante del cine, las series y la música. Aficionado a los mapas y al análisis político.


Vista en Cinépolis Plaza Río. Duración: 100 minutos Clasif. B

Anuncios

Escrito por Víctor I. Castro

Nací el 1 de septiembre de 1993 en la hermosa ciudad fronteriza de Tijuana, en Baja California, México. Desde chico me gustaron los mapas, la música y el entretenimiento. Posteriormente ya más grande, el cine se fue convirtiendo en mi gran pasión. Estudié Lic. Comunicación, he trabajado en radio, prensa digital, revista y como docente en una universidad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.