Una de las contendientes al Óscar 2019 tiene una propuesta nada novedosa pero que se disfruta por una buena escritura en el guión y las excelentes actuaciones de Viggo Mortensen y Mahershala Ali

Miguel Barragán


Director: Peter Farrelly

País: Estados Unidos

Reparto: Viggo Mortensen, Mahershala Ali, Iqbal Theba, Linda Cardellini, Ricky Muse, David Kallaway, Montrel Miller, Harrison Stone, Mike Young, Jon Michael Davis, Don DiPetta, Mike Hatton, Dimiter D. Marinov, Craig DiFrancia, Gavin Lyle Foley, Randal Gonzalez, Shane Partlow

Fecha de estreno: 8 de febrero de 2019 (MX)


La pareja dispareja, una enseñanza de tolerancia en personajes que van de la enemistad a tener una relación tan fuerte que trasciende las barreras sociales. Hemos visto esta historia muchas veces en el cine y es que cintas como esta son fáciles de llevar y digeribles para la audiencia ya que son temas que van directamente al grano. Green Book: Una Amistad Sin Fronteras no es la excepción por su historia y su dirección.

En 1962 el refinado pianista afroamericano Don Shirley contrata los servicios de chofer de Tony “Lip” Vallelonga, un hombre rudo, temperamental y algo ignorante. Los dos se embarcaran en un viaje por el sur de EUA en donde Shirley tendrá varias presentaciones. Las situaciones raciales no se hacen esperar en esta historia basada en la amistad real de ambos personajes.

La película funciona en todos los niveles, es entretenida y muy accesible. La trama es simple y lineal, presentando los clichés del género y del tipo de cinta que es. Es por eso que la cinta por momentos se siente predecible y no profundiza lo suficiente para llegar más allá en la trama, los personajes y las situaciones raciales. En este último punto, el contrapeso racista de la cinta son personajes comunes como la policía o ricos sureños que tienen complejo de superioridad.

Por momentos cobarde y con humor muy blanco, la película lleva al espectador por el viaje de estos personajes que aprenden el uno del otro para poder trascender personal y profesionalmente. El típico viaje de aprendizaje en donde la lección de tolerancia esta por todos lados. Aunque son fallas serias para lo que significa ser una película nominada al Óscar, Green Book es todo lo que el gusta a la Academia, por eso sus nominaciones.

Los puntos más fuertes de la cinta y lo que hace que sea una experiencia muy disfrutable son las actuaciones de los dos protagónicos. Ambos actores desaparecen en sus personajes y nos entregan algo que no se había visto antes en su repertorio. Viggo y Mahershala tienen un química admirable que con diálogos increíbles y escenas bien llevadas hacen de Green Book una cinta ligera y con un gran mensaje.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.