Por: Víctor I. Castro | @Chikoelektriko

Ya es miércoles, pasaron los Oscars, la Yalitzamanía se ha olvidado y el apoyo a nuestros compatriotas mexicanos también. ¿Qué cambió? Nada, eso precisamente, nada cambió.

Hace unas semanas, distintos medios de comunicación explotaron la imagen de la joven Yalitza Aparicio, actriz revelación que hizo historia por ser nominada – al igual que Marina de Tavira (2019) y Adriana Barraza (2007) – y fue tendencia en redes sociales. Diariamente salían muestra de odio, apoyo, discriminación y ánimo hacia la persona que hasta hace unos meses, se convirtió en la sensación del momento.

¿A qué voy con esto? Este martes, fue lanzado el segundo avande de “Detective Pikachu” en el que aparece brevemente el también actor Omar Chaparro como un “maestro Pokemón”. Las burlas, mentadas, ofensas no se hicieron esperar, pero también, los señalamientos a esas críticas.

¿No habíamos quedado que deberíamos respetar y apoyar a los mexicanos que sobresalen tanto en el país como en el extranjero? Posiblemente dirás, no es lo mismo una película comercial a una cinta nominada a los Oscars. Y tienes razón, el impacto es diferente, pero no deja de ser un éxito.

Cada persona en este mundo tiene sus propias aspiraciones, algunos se dedican al entretenimiento, como el caso de Omar Chaparro, destacado locutor, conductor de TV, comediante y que ha hecho sus pininos en la actuación y la música. No podemos negar, que él va en búsqueda de sus sueños. En su área, sigue destacando (aunque no le perdono el “No Manches Frida”) y solo él decidirá hasta donde buscará llegar.

Yalitza, Omar Chaparro, Eugenio Derbez, Alfonso Cuarón, Salma Hayek, Eiza González, Karla Souza, Guillermo del Toro, Alejandro G. Iñárritu, Diego Luna, Gael García, Natalia Cordova-Buckley y así puedo continuar la lista, han decido qué hacer con su carrera. Las aspiraciones en distintos ámbitos de la cinematografía o la televisión. Algunos más dedicados a las producciones independientes, otros más a un cine de arte, algunos a las producciones comerciales, pero cada uno con una meta: triunfar.

Claro que el mexicano es fiestero, burlón y carrilludo, pero no se debe confundir el hacer memes o chistes sobre algo o alguien (lo cual es normal en la idiosincrasia mexicana) a menospreciar y/u odiar el esfuerzo de alguien, siempre se debe hacer una crítica constructiva.

Esperemos que más y más mexicanos sigan sobresaliendo no solo en el entretenimiento y la producción cinematográfica, también en el resto de las artes, las ciencias, dentro y fuera del país. Los mexicanos debemos cambiar el chip, ser críticos y apoyar, dejar de ser los cangrejos que hemos sido.

El autor es Lic. Comunicación egresado de la Universidad Autónoma de Baja California. Amante del cine, las series y la música. Aficionado a los mapas y al análisis político.

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.