Redacción | 

Tras una revisión de su carrera literaria, su trayectoria académica y su vida personal y la de su familia, de origen ucraniano emigrada a México, la narradora, ensayista y maestra universitaria Margo Glantz recibió el homenaje rendido por la 37 Feria del Libro de Tijuana la noche de su inauguración, este viernes 17 de mayo, en el Centro cultural Tijuana, organismo de la Secretaría de Cultura.

Previo a la presentación de su libro más reciente, “Por mirarlo todo, nada veía”, la homenajeada recibió de manos de la directora general del CECUT, Dra. Vianka R. Santana, la estatuilla en forma de pluma de escribir que simboliza el tributo ofrecido a la escritora de 89 años y enorme vitalidad (no sólo literaria).

“Para el Centro Cultural Tijuana es un honor poder entregar este reconocimiento a una de las escritoras contemporáneas más importantes: Margo Glantz. Decía el escritor Jacques Derrida que el ojo además de ver, llora, y el ojo de esta autora tiene una mirada que nos lleva a muchas dimensiones; es un ojo que ve, que atestigua y describe, en un diálogo en el que tiene interlocución con todas las generaciones al mismo tiempo”, afirmó la Dra. Santana.

Añadió que a Margo Glantz “la leen los jóvenes, pero también otras generaciones, por tanto, su lenguaje cobra un sentido multidimensional que a todos nos comunica y a todos nos conecta”, afirmó la funcionaria federal momentos antes de entregar la presea en nombre de las instituciones que intervienen en la organización de la Feria del Libro de Tijuana.

La escritora recibió emocionada la estatuilla y agradeció a las instituciones que intervinieron en la decisión de concederle el homenaje, que vino a sumarse a las preseas con que se ha reconocido su obra, entre las que figuran el Premio Nacional de Artes y Ciencias en el área de Lingüística y Literatura en 2004; el Premio de Literatura en Lenguas Romances 2010 de la FIL de Guadalajara; la Medalla de Oro Bellas Artes en 2010, el Premio al Mérito Cultural “Carlos Monsiváis” 2012 y la Presea Sor Juana Inés de la Cruz 2018.

A continuación, el investigador Rogelio Arenas, quien fue alumno de posgrado de la Dra. Glantz, se refirió al reciente libro de la laureada escritora, cuyo título está tomado de un verso de Sor Juana Inés de la Cruz, cuya obra ha sido objeto de estudio de la Dra. Glantz: “Y por mirarlo todo, nada veía”, coeditado por la UNAM y Sexto Piso.

El propio Arenas condujo en compañía de la escritora Cristina Rivera Garza el diálogo con la homenajeada en que se pasó revista a la trayectoria literaria y de vida de la autora de “Las genealogías” que, según reveló Glantz, fue producto de su interés por documentar los lazos de su propia familia y que publicó en colaboraciones periódicas en suplementos culturales antes de verlas reunidas en un libro.

Durante ese diálogo, la escritora reveló que buena parte de su obra está fincada en la memoria, en una especie de autobiografía pulverizada en una serie de textos distribuidos de forma aparentemente arbitraria, pero que van describiendo una biografía literaria, porque, dijo, “yo no soy nada sin lo literario, es decir, sin la escritura, la docencia y la literatura yo no podría existir”.

El programa completo de la 37 Feria del Libro de Tijuana está disponible en el sitio: www.feriadelibrotijuana.com.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.