Los personajes humanos en la película salen sobrando al grado de que hubiera sido más interesante ver solo a los monstruos, luchar por su dominio,  pero hasta en la película, los humanos son parte del problema.

2.5 Estrellas

Por: Víctor I. Castro | @Chikoelektriko


  • Director: Michael Dougherty
  • País: Estados Unidos
  • Reparto: Millie Bobby Brown, Kyle Chandler, Vera Farmiga, Bradley Whitford, Charles Dance, Thomas Middleditch, Sally Hawkins, Aisha Hinds, Ken Watanabe, Randy Havens, Anthony Ramos, Jonathan Howard, Zhang Ziyi, Vince Foster, O’Shea Jackson Jr., Marko Caka, Mitch Craft
  • Fecha de estreno: 31 de mayo de 2019 (MX)

Godzilla siempre ha sido un personaje que cinematográficamente llama la atención por la complejidad de su desarrollo y claro, por la magnitud física. Cada vez Hollywood hacía más grande al famoso monstruo japonés, sin embargo en esta entrega, por fin se logran tener escenas de acción de altura, que lamentablemente se ven perjudicadas por la acción del hombre.

La trama comienza con los cuestionamientos del gobierno hacia una organización de investigación que busca no extinguir a los animales, sino buscar la forma de coexistir en esta nueva era. Sin embargo, a la par, cierto grupo de personas buscan liberar a los especímenes encontrados como parte de una campaña para equilibrar el planeta de la acción del hombre en una completa acción no ética ni moral. Es así que mientras los humanos pelean por mantener la dominación del planeta, los titanes tienen su propia batalla por demostrar quien es el rey de los monstruos.

El guion tiene tremendas fallas no solo argumentales, si no en general, de ritmo, diálogos y construcción de los personajes. Resultan completamente aburridos, sin sentido y que lejos de aportar a la cinta, alargan la historia. La primera entrega había presentado una historia de origen que mostraba las primeras acciones del hombre tras el surgimiento de Godzilla y aunque podría haber sido similar a otras adaptaciones, resultó interesante y un buen inicio para la constricción del MonsterVerse.

Esta secuela echa todo por la borda y aunque busca desesperadamente generar momentos dramáticos y debates ambientales y políticos, son mal utilizados y hasta forzados, deteniendo el desarrollo de lo que de verdad importó en esta ocasión, las peleas de monstruos.

Visualmente la cinta logra tener imágenes impresionantes y hasta algunas tomas bellas, ya sea con tonalidades cálidas o frías, se logra apreciar cada acción, reacción y expresión de los monstruos. Los efectos especiales lucen bastante bien a pesar de que en ocasiones se aprecia  donde tiene mejor calidad que otras. La escena de la Isla Mara es simplemente espectacular. Las escenas de acción entre los personajes computarizados son de impacto, gracias también por la música que los acompaña, manteniendo un respeto por la procedencia de Godzilla.

Las actuaciones de Vera Farmiga y Milly Bobby Brown quedan a deber, los arcos que desarrollan terminan en un lejano plano y entorpecen la historia principal que no es lo esperado. Aunque no lo hacen mal, no es lo que se esperaba.

«Godzilla 2» funciona como película de acción, como una antesala de lo que podremos ver en su batalla contra Kong, muy a pesar de pecar de la cinta puente para el gran final que el estudio nos promete.

El autor es Lic. Comunicación egresado de la Universidad Autónoma de Baja California. Amante del cine, las series y la música. Aficionado a los mapas y al análisis político.

Anuncios

Escrito por Víctor I. Castro

Nací el 1 de septiembre de 1993 en la hermosa ciudad fronteriza de Tijuana, en Baja California, México. Desde chico me gustaron los mapas, la música y el entretenimiento. Posteriormente ya más grande, el cine se fue convirtiendo en mi gran pasión. Estudié Lic. Comunicación, he trabajado en radio, prensa digital, revista y como docente en una universidad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.