Esta versión de El Rey León tiene un arma de doble de filo y es su realismo. Logra ser una sublime creación digital pero pierde la magia de su versión original. Pese a ello, es una gran película que no debe ser demeritada.

3.5 Estrellas

Por Víctor I. Castro | @Chikoelektriko


Director: Jon Favreau

País: Estados Unidos

Fecha de estreno: 18 de julio de 2019 (MX)


Desde que se anunció una versión «live-action» de El Rey León a cargo de Jon Favreau, mis expectativas se fueron hacia arriba tras ver el increíble trabajo que había realizado con «El Libro de la Selva». Dicha película demostró el poder de la creación digital que ha sido satanizada entre la crítica cinematográfica, con el desarrollo de paisajes muy reales, así como la animación de personajes (animales) que hacían lo propio.

Ahora con «El Rey León», como fan de ese trabajo no esperaba menos de lo que vi en la pantalla, Jon Favreau superando su trabajo y haciendo algo aun más realista, aunque eso haya sacrificado a la vez, la magia de la versión original.

La historia no amerita repetirse, es casi exactamente lo mismo, una calca tras otra de lo que la cinta animada ofreció hace 25 años. Desde el clásico inicio con el tema de «El ciclo sin fin» hasta el cierre con el nacimiento de Kiara, hija de Simba y Nala. Y es que ese pudiera ser para muchos un problema, no ofrece nada nuevo.

Ojo aquí, que en los remakes de Disney, muchos se han quejado por cambiar sus historias («Maléfica», «Dumbo», «La Bella y la Bestia») y otros por mantenerlos casi intactos («La Cenicienta» y «Aladdín»), así que dependerá mucho de tu ánimo para disfrutar el filme.

Lo que sí es que las voces en su idioma original funcionan bastante bien en la gran mayoría de los personajes, pero se pierde en dos principales: Simba y Nala ya adultos. Donald Glover y Beyoncé son grandiosos artistas, pero no lograron impregnar vitalidad a sus interpretaciones (actorales) no así en la parte musical, donde «Can you feel the love tonight?» mantuvo su romanticismo, excepto por un pequeño detalle.

La parte de la animación que choca con la actuación de voz está en las expresiones de los animales. El director pidió que estas fueran lo más reales posibles, para mantenerse al margen de la realidad que el fondo había sido creado y sobre todo por la etiqueta de un «live action», algo que es a su vez lo que genera conflicto para una cinta de animales que cantan y no un documental de National Geographic.

Lo mejor de la película son Timón y Pumba, Seth Rogen y Billy Eichner se la rifaron completamente con la gran dosis de comedia que le dieron a diálogos que ya conocíamos.

Esta versión de «El Rey León» no tendrá la magia de la original y será un poco más seria incluso, pero no es la mala película que muchos dicen. En especial porque ese trabajo por computadora, esa animación son algo nunca antes visto y digno de reconocer.  Esta producción será muy bien acogida por las nuevas generaciones, sin lugar a dudas.

El autor es Lic. Comunicación egresado de la Universidad Autónoma de Baja California. Amante del cine, las series y la música. Aficionado a los mapas y al análisis político.

 

Anuncios

Escrito por Víctor I. Castro

Nací el 1 de septiembre de 1993 en la hermosa ciudad fronteriza de Tijuana, en Baja California, México. Desde chico me gustaron los mapas, la música y el entretenimiento. Posteriormente ya más grande, el cine se fue convirtiendo en mi gran pasión. Estudié Lic. Comunicación, he trabajado en radio, prensa digital, revista y como docente en una universidad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.